6 sombreros para dirigir reuniones

6 sombreros para dirigir reuniones

6 sombreros para dirigir reuniones

Evita las reuniones improductivas

Hace ya algún tiempo que tenía ganas de hablarte de este libro: “Seis sombreros para pensar”, el betseller mundial de Edward de Bono, conocido por maestro del pensamiento creativo. Lo compré hace años a raíz de una ponencia sobre liderazgo y comunicación y lo he leído varias veces pero es últimamente cuando más veces estoy oyendo hablar de él. En este artículo te cuento porqué este libro es útil (al menos para mí).

6 sombreros para pensar Edward de Bono

“Seis sombreros para pensar” de Edward de Bono

Es muy posible que ya hayas escuchado hablar de este libro ya que es mundialmente conocido. Como te comentaba antes, este libro últimamente me llega desde distintas conversaciones sobre PNL (programación neurolingüística, trabajo en equipo, liderazgo… etc). Se trata de una guía para pensar mejor: un método que potencia al máximo la inteligencia, la experiencia y la información. El método se basa en la interpretación de los cambios que experimentan los elementos químicos del cerebro según el modo de pensar. Este método, dota al pensamiento occidental, por primera vez, de un lenguaje constructivo en lugar de argumentos enfrentados. Su atractivo radica en su sencillez y su utilidad. Los seis sombreros representan seis maneras distintas de enfocar un problema. Cuando nos ponemos un sombrero, hay que centrarse única y exclusivamente en abordar el problema desde esa concreta perspectiva. Esta manera tan sectorizada de pensar ayudar a que podamos obtener lo máximo de cada uno de los estilos de pensamiento y así eliminar las posibles interferencias que habrían si hiciéramos todo aleatoriamente. El método presentado por el doctor De Bono en “Seis sombreros para pensar” dota al pensamiento occidental, por primera vez, de un lenguaje constructivo en lugar de argumentos enfrentados. Su atractivo radica en su sencillez y su utilidad.

No hay nada más triste ni existe mayor despilfarro que una sala llena de personas inteligentes con buenos sueldos esperando una oportunidad para atacar las conclusiones del orador. Gracias al método expuesto en este libro, la inteligencia, la experiencia y la información se convierten en protagonistas y los egos desaparecen de los procesos de toma de decisiones. Desde hace años el concepto de pensamiento paralelo acuñado por Edward de Bono se ha instalado en los comités ejecutivos y reuniones directivas de todo el mundo: desde ejecutivos sénior de grandes empresas como Siemens, NTT o Prudential hasta gobiernos y estructuras administrativas.

¿Por qué considero relevante que leas este libro? Francamente, por experiencia personal. Este método te ayuda no sólo a organizar tus reuniones sino también a ordenar tu propio pensamiento y sacar provecho al feedback que recibes de los demás sea tanto en el plano profesional como en el personal. Cuando una persona se enfrenta a un proceso de toma de decisiones, su mente comienza a contemplar una serie de razones y emociones que le llevan a optar por una alternativa. Ese extraño proceso mental en que el individuo coteja las ventajas, los inconvenientes, los hechos, los sentimientos y otra serie de informaciones relevantes resulta muy difícil de explicar o de simular. En consecuencia, lo que se da de forma natural en el cerebro humano suele resultar extremadamente complejo cuando, por ejemplo, tratamos de aplicarlo a una decisión colectiva. No es de extrañar que en esos casos surja la confrontación, que cada participante ensaye tirar para su lado y que muchos no quieran o no sean capaces de asumir la perspectiva de otros.

Edward de Bono estructura estos diferentes caminos de la razón y la emoción con 6 sombreros de colores de manera que puedes guiar reuniones invitando a los integrantes a ponerse un determinado sombrero en cada momento y estructurar mejor la información que obtienes de todos:

Sombrero blanco – información

Este sombrero invita a pensar sobre qué información tenemos, qué información necesitamos, cuál falta, qué peguntas tenemos que hacer y cómo vamos a conseguir los datos de los que no disponemos todavía.Es importante que tengas en cuenta que este sombrero no permite opiniones personales ni juicios ni emociones ni creencias ni probabilidades. Recuerda, sólo datos.

Sombrero rojo – emoción

En discusiones normales se supone que nadie permite que las emociones entren en juego. Pero no nos engañemos. Acaban entrando disfrazadas de lógica. Este sombrero permite la posibilidad de plantear emociones, sentimientos y emociones como lo que son. Por cierto, no desprecies la intuición, tiene más valor del que creemos. Y conocer las emociones implicadas no está de más ya que gracias a esto puedes prever posibles resistencias o ánimos desbocados en tu equipo…

Sombrero negro – riesgos

Este es el sombrero de la precaución: el que nos aleja de lo ilegal, de lo inútil, de lo peligroso, de lo contaminante y de todas acciones cuyos efectos puedan causarnos un perjuicio. Nos protege de malgastar inútilmente el dinero, el tiempo y la energía. Recuerda: no es una invitación para dar rienda suelta la crítica y a lo negativo, sino una invitación a pensar en las posibles faltas o inconvenientes y plantearnos si tenemos que descartar la idea por inapropiada.

Sombrero amarillo – optimismo

Hay personas ingenuas que llevan su optimismo hasta la insensatez pero los emprendedores saben bien que hay aspectos muy positivos que no resultan obvios a primera vista. Ven valor donde todos ven miseria. El pensador que decide utilizarlo asume una mirada positiva y optimista, aun antes de encontrar algún beneficio posible en aquello sobre lo que está pensando. Este sombrero dirige plenamente el pensamiento hacia la búsqueda de propuestas.

Sombrero verde – creatividad

El pensamiento creativo se puede desarrollar de forma deliberada y, aunque el sombrero verde en sí mismo no vuelve a las personas más creativas, sí les ofrece una suerte de motivación artificial, al proporcionarles el tiempo y la concentración necesarios para poder serlo. Así, bajo el influjo de este sombrero, la creatividad deja de ser un monopolio de la “persona de las ideas” y se convierte en patrimonio de todos.

Sombrero azul – control

Este sombrero es el que llevas puesto tú si eres quien dirige la reunión. Se basa en el control del pensamiento, el foco, la perspectiva general. El pensamiento de sombrero azul representa la capacidad de enfocar, cualidad que diferencia al buen pensador del mediocre. Por otra parte, cuando se piensa con el sombrero azul se intenta dar una visión general de lo que ha ocurrido y de lo que se ha logrado, con el fin de imponer orden en el aparente caos.

Si te fijas los sombreros de alguna manera van pareados, a modo de “fuerzas opuestas” y complementarias:

Sombrero blanco – Sombrero rojo

Sombrero negro – Sombrero amarillo

Sombrero verde – Sombrero azul

Con este breve resumen puedes hacerte una ligera idea del método pero mi recomendación es que lo leas para entenderlo bien. De hecho, seguramente quieras leerlo varias veces como ha sido mi caso. Además el autor proporciona varios consejos interesantes sobre cómo moverse entre los distintos sombreros, para fomentar la creatividad y anular sombreros negros cuando intervienen desde una perspectiva abrumadoramente pesimista y poco constructiva. Es un libro ameno y útil que destaca sobre toda la literatura aburrida y densa escrita sobre el tema. Ya me comentarás si tú opinas lo mismo…

¿Te ha gustado lo que has leído? Únete a la comunidad

Únete a mi comunidad y recibe más pildoras formativas sobre Arquitectura, Project Management y BIM Management además contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

100% libre de Spam. Puedes darte de baja cuando te apetezca. Nada que perder, mucho que aprender.

The following two tabs change content below.

Pilar Jiménez Abós

Arquitecto ● BIM Manager ● Project Manager
Me considero una evangelizadora del BIM. Ayudo a empresas del sector de la construcción a migrar del CAD al BIM implantando ArchiCAD en su flujo de trabajo y ahorrándoles tiempo y quebraderos de cabeza. La eficiencia es hacer las cosas bien, la eficacia es hacer las cosas correctas. Por eso quiero que aprendas conmigo. ¡Suscríbete a mi blog ya mismo!

Latest posts by Pilar Jiménez Abós (see all)

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario