Fin de carrera

El fin de carrera se desarrolla en Madrid, en el barrio de la Latina, Plaza de los Carros y adyacente a la Iglesia de San Andrés. Se propone proyectar un edificio para albergar un centro de danza. Este barrio se caracteriza por un dinamismo “fuera de lo común” casi las veinticuatro horas del día. El trasiego de habitantes propios y ajenos es de tal calibre que un edificio que habite este lugar deberá soportar estos flujos y además deberá aportar estímulos suficientes para participar del carácter de la ciudad. Esto nos sugiere que el propio corazón del centro de danza estará en movimiento perpetuo y no se quedará atrapado en una piel estática y masiva sino que “respirará” generando una fachada y un espacio tensado interior-exterior. De esta manera pasaremos de la fachada “madrileña” tradicional estática a una que diluye los ritmos rígidos en una trama aleatoria.

Fin de carrera

Comparte si te ha gustado