Precariedad laboral

Precariedad laboral

Precariedad laboral

Arquitectos españoles en paro, empleados ilegalmente o con sueldos inferiores a mileuristas

El Sindicato de Arquitectos (SARQ), presentó a primeros de octubre su III Estudio Laboral del sector de los arquitectos españoles, el único estudio que se realiza en el sector sobre las condiciones de precariedad laboral de los arquitectos españoles así como del impacto que la crisis ha tenido en ellos. Tengo que reconocer que leyendo las conclusiones del estudio (puedes consultarlo aquí) se me saltaron las lágrimas…

Imagen 15 de la galería de fotografía de flores de Pilar Jiménez Abós

Sabemos que la crisis nos ha afectado a prácticamente todos los españoles pero en el sector de la construcción se ha cebado muy especialmente. Estudios que han cerrado, constructoras con ERES a la voz del día, reciclaje a otras profesiones o trabajos, salir huyendo de España como alma que lleva el diablo… Lo que me gustaría destacar de este estudio es la cifra de un 60% que trabaja o ha trabajado bajo la figura ilegal del falso autónomo. Es en esto en lo que me voy a centrar en este post. De hecho, tenía previsto publicarlo a finales de noviembre y he decidido adelantarlo porque creo que urge hacer consciencia de este asunto. Es un tipo de “contratación” muy extendida (demasiado) entre los estudios de Arquitectura y que además, es ILEGAL. Según Alexia Maniega, Secretaria General del SArq:

Conviene recordar que la situación de falso autónomo es ilegal, es un fraude a la Seguridad Social y es un hecho denunciable ante la Inspección de Trabajo. Además, genera una competencia desleal entre las empresas que contratan legalmente y las que no, que resulta destructiva para un sector cuya base laboral está seriamente precarizada.”

Los que pertenecemos a esta profesión lo conocemos de sobra. Todos hemos tenido este tipo de propuesta en alguna entrevista. En mi caso la he rechazado siempre de la misma manera que me he negado a cobrar por debajo de lo que el dueño del estudio paga a la señora que se encarga de la limpieza de su despacho. Por dignidad. Son muchos años de formación técnica y cualificada además de mucho dinero y tiempo invertidos en la carrera y en formación extra (programas informáticos, cursos de especialización, másters…). Me niego a prostituir mi esfuerzo. Me niego a degradar mi profesión, mi formación y mi tiempo. Claro, que en mi situación (sin cargas familiares ni de hipoteca) me lo he podido permitir. Yo no voy a juzgar a quienes lo han hecho o lo hacen hoy. Desconozco sus circunstancias y pueden ser realmente duras con toda seguridad en la mayoría de los casos. Pero sí me gustaría que este post sirviera para que compañeros de profesión se hagan conscientes del daño que supone aceptar este tipo de contratación, no sólo para el resto de estudiantes, arquitectos ya licenciados y empresas que sí lo hacen legalmente sino también para sí mismos.

Primero porque no cotizas a la seguridad social. Tampoco tienes opción a subsidio de desempleo. Tu vida laboral, aunque muy prolífica en estudios de renombre (y de no renombre… que manda narices), va estar en blanco. Existen casos de arquitectos y estudiantes que no han parado de trabajar (y muy duramente) y con 35-38 años no tienen NADA en el informe laboral que envía el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. ¿Te has preguntado qué pasará con tu jubilación de seguir la misma línea? Segundo, si todos o la mayoría aceptamos esas condiciones de contratación lo que estamos haciendo es fomentarla. Si está tan extendida es por culpa nuestra.

Argumentos como “así cojo experiencia” o “hago currículum” son habituales. Además, como es un profesión vocacional y en las Escuelas de Arquitectura se fomenta (a mi entender, en exceso) el “trabajo por amor al arte”, termina siendo en la mentalidad colectiva algo “normal”. De hecho, qué curioso que se nos forme para ser arquitecto diseñador dueño de estudio pero ni siquiera tengamos troncales que nos enseñen a gestionar nuestro propio despacho, nuestros cobros y pagos, nuestro balance, nuestra cuenta de resultados… Salimos de la carrera sin saber qué se está pagando en el mercado por anteproyecto, proyecto básico, proyecto de ejecución… Ofertas abusivas publicadas en la página del COAM (Colegio de Arquitectos, esa entidad que se supone vela por nuestra profesión) eran habituales años atrás (ahora lo desconozco). Aún recuerdo una de una reconocida arquitecta hace un par de años que corrió como la pólvora en las redes sociales por los innumerables requisitos que exigía y las condiciones lamentables que ofrecía. La retiraron al día siguiente. Quiero pensar que se les cayó la cara de vergüenza… aunque con toda probabilidad se debiera a la mala prensa que se estaba ganando dicho despacho entre profesionales del sector. Más miedo que pudor en definitiva.

Todos comemos, tenemos unos gastos y también queremos una independencia (tu vivienda) además de otras aspiraciones. En Arquitectura nunca se deja de estudiar: siempre cambia alguna normativa técnica, sale un nuevo material, un nuevo método constructivo, un edificio o un proyecto que deberías conocer… ¿Hasta cuándo vas a ser el “eterno estudiante mal pagado”? ¿Por qué tú, que además de la carrera y cursos a “mansalva” vas a estar peor considerado laboralmente que un delineante? Porque eso es lo triste también. No sólo depreciamos nuestra profesión sino también la de delineación. Sale mucho más barato coger a un estudiante de arquitectura para dibujar planos que un delineante que se ha formado específicamente para eso. Es posible, que si el estudio o el arquitecto es reputado, lo consiga hasta gratis. “¿Pagarte? Deberías dar las gracias sólo por sentarte en una silla de nuestro despacho. Es más, lo raro es que no te cobremos por venir a trabajar aquí. Siéntete afortunado”. En algún momento tendrás que considerarte lo suficientemente válido como para dejar de aceptar esas condiciones. ¿Qué tal ahora, por ejemplo?

Hoy por hoy, me hace levantar la ceja izquierda que el Gobierno quiera investigar el fraude de los supuestos 500.000 parados cobrando subsidio y a la vez en B pero no esté tomando medidas para investigar la figura del “falso autónomo” y las empresas que los tienen en su plantilla. De hecho, me sorprende sobremanera que ningún Gobierno haya abordado este asunto de forma seria. También me llamará siempre la atención que en España desde la Administración Pública, estemos pagando asesores sin el graduado escolar mientras que diplomados, licenciados y doctores de todas las disciplinas estén cogiendo las maletas para poder sobrevivir y ganarse la vida en el extranjero.

Es muy posible que muchos penséis “Pilar, no seas ingenua. No queda otra. Es eso o no trabajar como arquitecto”. Bueno, tal vez haya llegado el momento de replantearse un giro radical profesionalmente hablando. Con 300€/mes no se puede vivir en España a día de hoy. Devaluarte tú como persona y devaluar tu formación y tu profesión (y otras relacionadas) no nos ha traído nada bueno. Nos ha traído precariedad laboral. Y mucha. Quizá haya llegado el momento de unirnos y plantarnos todos para decir “basta” a este tipo de abuso.

Ánimo a todos. Como dice el conocido relato, esto también pasará…

¿Te ha gustado lo que has leído? Únete a la comunidad

Únete a mi comunidad y recibe más pildoras formativas sobre Arquitectura, Project Management y BIM Management además contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

100% libre de Spam. Puedes darte de baja cuando te apetezca. Nada que perder, mucho que aprender.

The following two tabs change content below.

Pilar Jiménez Abós

Arquitecto ● BIM Manager ● Project Manager
Me considero una evangelizadora del BIM. Ayudo a empresas del sector de la construcción a migrar del CAD al BIM implantando ArchiCAD en su flujo de trabajo y ahorrándoles tiempo y quebraderos de cabeza. La eficiencia es hacer las cosas bien, la eficacia es hacer las cosas correctas. Por eso quiero que aprendas conmigo. ¡Suscríbete a mi blog ya mismo!

Latest posts by Pilar Jiménez Abós (see all)

Comparte si te ha gustado

8 comentarios en “Precariedad laboral

  1. José Ignacio Lafont Albillos

    Acabo de votar como excelente tu entrada denominada “¿Cómo quieres tú proyecto?”, pero en este caso discrepo profundamente con esta titulada “Precariedad laboral” puesto que bajo la figura del autónomo se encuentran relaciones muy dispares entre compañeros: Por supuesto ilegalidades, pero también, formas simples de “comunidades” de arquitectos que comparten estructura y trabajos, ejemplos de generosidad colaborativa y muchas otras. Me encantaría charlar de este asunto de forma sosegada para ofrecerte otros puntos de vista.
    Un abrazo,

    1. Pilar Jiménez Abós Autor del post

      José Ignacio, gracias por tu comentario. Por supuesto que hay ejemplos de buenas y fructíferas relaciones de colaboración y tengo la fortuna de llevar tiempo experimentándolo a través de mi red de networking en Linkedin. No obstante seguiré diciendo que la figura del falso autónomo como forma de contratación ha estado extendida y asumida en el entorno de despachos profesionales. Y eso, al margen de ser ilegal, es una forma de competencia desleal entre compañeros.

  2. Javi

    Amen Amen y Amen, como Delineante Proyectista que soy te doy un 10, basta ya de no solo no valorarse ellos, sino que de desvalorizar una profesión tan o más antigua como es la Delineación.

    1. Pilar Jiménez Abós Autor del post

      jajaja! Gracias por el 10, Javi. Reconozco que siempre me extrañó que los delineantes no protestárais u os uniérais para luchar contra este fraude en la “contratación” de becarios de arquitectura. Lo hacen muchos estudios de reconocido prestigio y es un abuso tanto para los que pertenecemos a mi gremio como al tuyo. Un saludo!

    1. Pilar Jiménez Abós Autor del post

      Esperemos que las cosas mejoren en breve, Pepe. Por lo pronto empiezan a aumentar el número de visados en los colegios profesionales y Fomento este año ha duplicado presupuesto para licitaciones a Obra Pública. Crucemos los dedos… 🙂

Deja un comentario