Psicología del color aplicada a tu marca personal

Psicología del color aplicada a tu marca personal

Psicología del color aplicada a tu marca personal

¿Qué valores quieres transmitir?

Hace unas semanas asistí, participé y disfruté del Social Media Camp, un curso sobre Redes Sociales 100% práctico y en el que además de aprender muchísimo me lo pasé fenomenal. Allí me encontré con muchos compañeros queriendo desarrollar o potenciar su marca personal. Este artículo es para que todos los que estéis pensando crear un blog, desde el punto de vista de diseño, tengáis una guía para tomar decisiones en cuanto a los colores que os representarán.

Psicología del color aplicada a logotipos

Las marcas son muy cuidadosas con el tema de la psicología del color. Escogen el que más se acerca a su filosofía y valores. Si os fijáis en la infografía, salvo escasas excepciones, suelen elegir uno solo o predominante. Desde el punto de vista de marca personal entiendo que querrás mostrarte como una persona valiosa, fiable y deseable. Pero antes de elegir los colores de tu logotipo y de tu web, tendrás que pensar qué te diferencia y elegir qué rasgo de tu personalidad quieres destacar sobre los demás. Eso implica hacer previamente un ejercicio de introspección, autovaloración pero sobre todo de autocrítica que desde mi punto de vista es lo más difícil, algo a lo que tiempo le he venido dedicando muuuuuucho tiempo estos últimos dos años. Esto significa trabajar sobre tus valores, tu visión y tus objetivos personales y profesionales. Y este trabajo previo es crucial. ¿Por qué? Pues porque igual queremos destacar un valor que no se corresponde en realidad con nuestra personalidad. Por ejemplo, imaginemos a alguien que quiere transmitir optimismo o incluso euforia pero en su día a día su tono general es de apatía y se muestra en redes sociales como alguien gris sin alegría, sin ilusión y profundamente desmotivado. Sería rara su pretension, ¿verdad? Querer transmitir esa energía no sería “ecológico” con sus valores o su forma de ser. No estaría siendo coherente. Y es que no sólo basta decidir un posicionamiento, unos valores y un color: eso después hay que demostrarlo y mantenerlo…

Para los que os estáis planteando estos detalles os cuento mi experiencia personal: las decisiones que tomé y los motivos que las sustentaron. Yo decidí el fucsia (#cc0066 en hexadecimal) porque es un color que me ha gustado siempre. Mi color favorito. Es un color femenino y además me transmite entusiasmo, ilusión, excitación, euforia… estados emocionales en los que he sido y soy terriblemente más creativa (cualidad que he elegido subrayar de mí misma) en comparación con otros estados emocionales más “planos”. Por ejemplo, así me siento cuando hago fotos, en particular, las de mi “peculiar” colección en Instagram. También decidí combinarlo con los neutros como el blanco, el negro y el gris (sin matices ni dominantes de otros colores). Por tres razones:

  • la primera, que al ser colores neutros se combinan bien con mi color principal. Combinar 3 o más colores primarios o secundarios es más complejo porque tendrás que tener en cuenta los contrastes, el equilibrio, los pesos visuales de cada uno… y francamente, esto es demasiado denso para alguien que está empezando con su blog y no es diseñador y no quiere o no puede permitirse contratar uno. Cuantos menos sean, más fácil de gestionar y más limpieza sin “ruidos visuales” molestos.
  • la segunda, porque como iba a tener mucho contenido de imagen (mis galerías de fotografía), el gris puro (el fondo de mi web y por tanto el mayoritario) funciona muy bien y no contamina la percepción de las imágenes. Este es el motivo por el que la interface de Photoshop y de Lightroom están en gris.
  • la tercera, el gris no cansa tanto la vista. Ahora está muy de moda diseñar las webs en blanco. Me encantan: muy limpias y muy “puras”. Reconozco que esta decisión fue muy difícil para mí pero es verdad que también me canso enseguida porque me deslumbran muchísimo, sobre todo cuando las visito con el móvil en momentos de insomnio. Y además mi #cc0066 funcionaba fatal sobre blanco (lo probé, sí).

¿Significa esto que mis decisiones son irrevocables? Rotundamente no. Pero sí son mi punto de partida: considero ésta la versión 1.0 de mi web. Iré puliendo detalles a lo largo del tiempo de vida de la misma.

Mi humilde sugerencia para los que estáis empezando: neutros para la base (blanco, negro o gris puro) y un único color clave poderoso para los detalles. ¿Cómo elegir éste último? En la web hay muchísima información sobre las emociones que transmiten los colores: basta hacer una búsqueda por “psicología del color” o “color y emociones” y ver las asociaciones que tienen. Pero lo más importante de todo esto es que os preguntéis si los valores que queréis transmitir realmente se corresponden con vuestra personalidad porque las incoherencias se revelan rápido, más aún cuando tenemos presencia en Redes Sociales de forma activa, y eso puede restar credibilidad a tu marca personal por lo que es posible que dejes de ser visto como esa persona valiosafiable y deseable

¿Te ha gustado lo que has leído? Únete a la comunidad

Únete a mi comunidad y recibe más pildoras formativas sobre Arquitectura, Project Management y BIM Management además contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

100% libre de Spam. Puedes darte de baja cuando te apetezca. Nada que perder, mucho que aprender.

The following two tabs change content below.

Pilar Jiménez Abós

Arquitecto ● BIM Manager ● Project Manager
Me considero una evangelizadora del BIM. Ayudo a empresas del sector de la construcción a migrar del CAD al BIM implantando ArchiCAD en su flujo de trabajo y ahorrándoles tiempo y quebraderos de cabeza. La eficiencia es hacer las cosas bien, la eficacia es hacer las cosas correctas. Por eso quiero que aprendas conmigo. ¡Suscríbete a mi blog ya mismo!

Latest posts by Pilar Jiménez Abós (see all)

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario